Baños Florales

Comparte este contenido, llena a otras de vida

Hace algún tiempo escribí un artículo acerca de los colores de las flores. En el hablaba y recordaba que los colores también son medicina, pues son una manifestación de la vibración de la luz.

Al ser vibración, nosotros percibimos los colores como determinada información que causa en nosotros cierto impacto, por ejemplo: el color rojo tiene una longitud de onda de 6.200 a 6.700 angstroms (unidad de medida de la luz), mientras que el color índigo tiene una longitud de onda 4.000 a 5.000 angstroms. Por esto mismo es que experimentamos la vibración del rojo como algo que enraíza, pues es una vibración más densa y, por ende, poderosa y terrenal. Por otro lado, experimentamos el color índigo de manera más suave, debido a su vibración más sutil.

Hay distintas maneras de aprovechar la vibración cromática y hoy te voy a proponer que intentes mezclar el color de las flores y el agua, para que disfrutes de un momento para ti en el que puedas simplemente sentir y viajar por tu mundo interior.

La idea es que puedas armarte un rico baño de tina con pétalos de flores de determinado color, identificando lo que este puede brindarte en tu momento actual vida. Te dejaré acá una visión de lo que algunos colores pueden llegar a tratar y tú elige lo que más te resuene. También si sientes el impulso de mezclar los pétalos y las intenciones, hazlo y sigue tu intuición.

Rojo: Es el color de la matriz, del vientre materno. Su aspecto positivo lo encontramos estimulante, sensual, placentero y se asocia a la fertilidad. También está relacionado con la sangre, el principio vital y la fuerza creadora. En su aspecto negativo encontramos la ira, la pérdida de límites, la guerra. Usa este color para cuando dentro tuyo sientas la contradicción. Perfuma tu tina con pétalos de rosa roja, que es además la flor de la gran madre divina y permite que el alma aterciopelada de la rosa roja te ayude a aclarar las dudas, la desconfianza y te traiga de regreso a tu amado corazón. Cuando sientas que tu fuego interno necesita una renovación, báñate en rosa roja y verás como la fuerza vital de la sangre y la tierra te toma por completo.

Amarillo: Este color representa la eficiencia, la claridad y la objetividad. Se asocia al sol y, por tanto, a la figura paterna. Es el impulso y el empujón para la vida. En lo negativo apunta al exceso de intelectualismo, la arrogancia, el orgullo, los miedos y la melancolía. Se dice que los pétalos de color amarillo, son los que más y mejor captan la luz solar y es por eso que aportan alegría al camino, iluminándolo con la ligereza de la risa y llevando calor donde el miedo a enfriado tus sentires. Cuando estés asustada al punto de sentirte paralizada, date un baño de flores amarillas y regálate un momento de dulces y suaves risas que te ayuden a recuperar el valor y la valentía. Puedes por ejemplo usar pétalos de girasol, claveles amarillos o margarita amarillas. Pierde el temor y deja que la luz del sol te bañe entera.

índigo: Representa lo cósmico, la atemporalidad, los pensamientos, la intuición, la dulzura, la ternura, el conocimiento, lo escrito, lo sobrio y la profundidad de los sentimientos. En lo negativo se relaciona con el desarraigo, la tristeza, el desamor, el dolor, la sospecha y el perfeccionismo. Usa el color índigo para apaciguar la mente, trae la calma a tus pensamientos bañándote en pétalos violeta o índigo y serénate para poder continuar de forma más centrada. Usa los pétalos de la lavanda y relaja tu pensamiento, ese con el que creas tu realidad día a día.

Blanco: Es la pureza, equilibra la protección divina, es lo sagrado, la divinidad, los pensamientos elevados, los espíritus desencarnados, la primera infancia y lo sereno. En su aspecto más negativo representa la frialdad, el exceso de espiritualismo que aleja de la vida afectiva, el dolor. Si alguien que amas a desencarnado o si tu corazón está pasando por un duelo profundo, báñate con pétalos blancos y encuentra regocijo para tu sentir. Usa pétalos de estrella de belén, de crisantemo o de astromelias blancas y deja que el espíritu se recupere en ti.

Crea un momento en calma y sanador desde lo mas simple. Usa la magia de las flores para ir a tu mundo interior y recupera u ordena lo que allí este en desarmonía. No olvides que eras la maga de tu vida y que tienes el poder de transformar tu camino con los regalos que la tierra te entrega.

¡Floreciendo me lleno de vida!

Melisa Vargas Ojeda

www.mareadevenus.com

@marea.d.venus

Melissa Vargas
¡Vibrando me lleno de vida! www.mimareadevenus.com @marea.venus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
× ¡Hola!