Vida en pareja: Las 6 condiciones del bienestar.

Comparte este contenido, llena a otras de vida

Tomado de Joan Garriga y las constelaciones familiares, de su libro: El buen amor en la pareja.

La vida en pareja es uno de los aspectos más sensibles en la vida de los seres humanos, pues allí se proyectan nuestros más íntimos miedos, deseos, vacíos y heridas, asi como nuestro mayor potencial y plenitud. Sin querer decir con esto que la pareja es responsable de tu felicidad, porque cada ser es responsable, pero si es un aspecto importante de la vida afectiva ya que todos anhelamos pertenecer, el contacto, el amor.

En consulta he observado distintos tipos de parejas y relaciones que en ocasiones se potencializan el uno al otro y en otras se opacan, se generan conflictos pero muchas veces aunque se es consciente de estos conflictos, no toman la decisión de separarse. Muchas veces el vínculo no crece únicamente con fuerza en el intercambio positivo y fácil, sino también en el negativo y difícil. Y aunque existen aspectos subjetivos e individuales que facilitan esta situación, también existe una mirada más amplia, la de constelaciones familiares que nos muestra que muchas veces estas decisiones obedecen a alianzas inconscientes con nuestros ancestros y al misterio de la vida.

Deseo compartirles 6 condiciones que propone el autor para auto evaluarnos cómo nos estamos relacionando y que tanto nos nutren nuestras relaciones de pareja, y en general los tipos de relaciones que establecemos. No quiere decir esto que es un esquema rígido o preestablecido, pero si puede ayudar a identificar qué tanto se nos facilitan o dificultan nuestras relaciones, pero finalmente cada ser decide qué decisiones tomar. Estas condiciones prometen dar una vida de pareja en armonía, serena y feliz:

  1. 1ª condición: Que la relación sea fácil, que fluya sin tanto esfuerzo. Me hubiera gustado saber esto en el pasado, pues creo que como mujer tenía la creencia de que “el amor es más fuerte que todo” y esto me hizo permanecer en relaciones tóxicas, que frenaban mi crecimiento y me lastimaban. Pero yo continuaba porque tenía la esperanza de que el amor fuera suficiente para librar cualquier batalla. Agradezco igual esos aprendizajes, pero ahora me doy cuenta que puedo elegir amar a alguien pero si la relación no fluye, desde mi amor propio, es preferible tomar una distancia ó En este tipo de relaciones, donde las cosas no fluyen de manera fácil, hay un desgaste grande de energía, incomodidad, lucha interna con nuestras emociones, dualidad constante de querer estar o retirarse, hay dramas constantes, conflictos y cada decisión grande o pequeña parece una odisea.

 

Hablando ahora en positivo, cuando la relación fluye fácilmente, no significa que no tiene dificultades, o momentos de desacuerdo, claro que los tiene, pero estos se resuelven a través del dialogo, o no trascienden mucho en tiempo o en intensidad. La relación es cómoda y serena la mayor parte del tiempo, todo se desenvuelve con naturalidad. Es probable que se tengan estilos afectivos similares. Como dice Garriga, “Podemos cambiar un poco nuestro estilo afectivo, pero vale la pena juntarnos con personas cuyo estilo afectivo encaja bien con el nuestro”. Es fácil identificar este tipo de relación: cuando fluye fácilmente, nos nutre, las emociones son tranquilas (no hay tantos altibajos como si estuviéramos en una montaña rusa emocional), se superan fácilmente los momentos de “Drama” o situaciones de conflicto a través del diálogo, la relación se mantiene libre de resentimientos.

 

  1. 2ª condición: Que se trate de dos naturalezas no demasiado incompatibles, no demasiado diferentes. o que se le logre aceptar e integrar esas diferencias en bienestar. Es decir, que sean opuestos complementarios y no excluyentes. Cundo son excluyentes las diferencias, en vez de aportarles a la integración de sí mismos y del otro, lo que genera es un choque frente a ciertas creencias o comportamientos del otro que no son tolerables. Por ejemplo, si ella es judía y él musulmán, deberán encarar esas diferencias, integrarlas y gestionarlas en la relació Otro ejemplo podría ser la diferencia marcada de edad, “no siempre es imposible salvar las diferencias, pero si es imprescindible concienciarlas y afrontarlas para gestionarlas bien”. Estas diferencias se pueden dar en los estilos afectivos, en las expectativas, proyectos de vida, formas de pensar, valores, cuando son de países distintos o culturas diferentes.
  2. 3ª condición: Amistad y compañerismo: Es importante para la solidez y el bienestar de la pareja el compañerismo, la complicidad, donde se puedan compartir gustos, hobbies, intereses, sentir que hay alguien que te entiende perfectamente y te acompaña en el camino de la vida. “juntos miran todo aquello que es importante para él, y todo aquello que es importante para ella, y todo aquello que es importante para los dos en los recovecos de su alma”. Es importante abrir tu corazón a tu pareja y sentir que hay una verdadera intimidad, que crece con los años y se fortaleza en cada experiencia que viven juntos, compartir sus tristezas, alegrías, sueños y vivir aventuras y recuerdos inolvidables.
  3. 4ª condición: Confianza y fé: “El cimiento de toda relación que está implicada en las demás condiciones es esta confianza, ya que la relación de pareja requiere un nivel de intimidad y de mostrar mi vulnerabilidad ante el otro en aras de conocernos completamente con nuestras virtudes y nuestros defectos, nuestras heridas y nuestro potencial y esto requiere confiar en que esta persona que elegí para entregarme completamente y abrir mi corazón, quiere lo mejor para mí. Esto no significa que esa confianza exija en el otro perfección, o que nunca se va a equivocar, o que nada de lo que haga me va a doler jamás, porque esto puede pasar y es natural que suceda. Pero se presume que si esto sucede no es porque el otro tiene la intención de herirte, sino que simplemente sin darnos cuentas, a veces duelen ciertas cosas. Esta confianza hace que no se necesite control del uno sobre el otro, y que se forje también la lealtad. “El miedo es el peor enemigo del amor y de la apertura del corazón”.
  4. 5ª condición: El deseo espontáneo de que el otro esté bien, por encima de nuestros miedos o carencias: Tiene que ver con la generosidad en la pareja, la solidarida, el no solo pensar en mis propios deseos y necesidades, sino también en la de mi pareja, incluso cuando aquello le hace feliz me genere temor o me active algún vací Incluso, si esa felicidad implica ya no estar juntos, el amor implica respetar esa decisión por dolorosa que sea. En la relación también se da esta condición cuando puedo ser feliz, el otro puede ser feliz y desde ahí compartimos esa felicidad, sin asumir la responsabilidad del otro, pero si haciendo lo que esté en nuestras manos para compartir ese bienestar.
  5. Equilibrio entre dar y tomar: en las relaciones de pareja, y entre adultos, a veces uno de los dos siente que da más de lo que recibe, y esto genera un desequilibrio a nivel inconsciente que entorpece la relación, ya que se genera una sensación de que el otro me debe o que yo le debo y a veces esto nos aleja del ser querido. A veces las parejas se alejan, y generalmente quien recibe más, porque se siente en deuda de algo que no se siente capaz de “Pagar”. Es importante que en la relación sintamos que hay un equilibrio, la pareja son dos adultos que se encuentran para acompañarse y nutrirse en la vida, y por lo tanto es importante estar atentos, tomar conciencia y expresar aquellos momentos en que sintamos que hay desventaja o que está resultando una carga, ese dar mucho o recibir mucho, porque aunque a veces sea cómodo, a largo plazo puedo generar distancias. Cada pareja define esta medida de equilibrio, pues no hay un estándar o medidor que se aplique para todos, por eso cada uno debe hacerse responsable de su sentir y expresarlo a tiempo para mantener el balance.

 

Ángela Cardona Gómez
Psicóloga especialista en Terapia Gestáltica
Master en PNL- Lider Coach. Directora de Mujeres Brillantes
Tel: 3002481761
Instagram @Mujeresbrillantesoficial
Facebook @Mujeres Brillantes Colombia
www.angelacardonapsicologia.com
www.mujeresbrillantes.co

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
× ¡Hola!